Enero 2018

CONCLUYE LA INVESTIGACIÓN Y NACE HEBRA.

La asamblea del 16 de diciembre ha sido muy emocionante. En la de 9 de noviembre realizamos un ejercicio que orientado a realizar un “mapa mental” del proyecto, un dibujo colectivo de todas las características, rasgos y significados que tiene para nosotras la comunidad que vamos a crear. Salieron infinidad de palabras y durante casi dos horas nos estrujamos la cabeza buscando un nombre que abarcara la idea. No lo conseguimos, y salimos bastante frustrados/as. Por separado en casa fluyeron mejor las ideas y salieron un montón de nombres interesantes. En la asamblea del 16 de diciembre presentamos nuestras propuestas. De todas ellas cada persona elige tres nombres; en una segunda ronda cada uno/a elegimos uno de los cuatro finalistas; y de ahí surge Hebra. Resume en dos ideas nuestro concepto de comunidad. Por un lado es un simple fragmento de hilo; somos solo eso, una brizna de lo que debe expandirse como una red de comunidades y relaciones socio-económicas que transformen el mundo. Por otro, la hebra simboliza el hilo que Ariadna entregó a Teseo para poder salir del laberinto, la herramienta que se necesita para salir de un mundo complicado y sin sentido. Por eso el logo elegido (en la siguiente asamblea el 8 de enero) ha sido el del laberinto.
El período de investigación concluye con la entrevista al proyecto Entrepatios, una comunidad de viviendas en cesión de uso en proyecto en Madrid, con dos promociones, una de las cuales ya está en construcción, y con la entrevista a la cooperativa Trabeensol, una comunidad para gente mayor situada en Torremocha del Jarama. Si bien nuestro concepto de comunidad es distinto, la visita a este centro nos ha impresionado por su magnífica construcción e instalaciones. También nos hemos entrevistado con facilitadores profesionales, para nuestro Proceso de Aprendizaje en Común.

El siguiente paso tras la investigación era la apertura del proyecto a un círculo más amplio de personas de confianza, ofreciéndoles formar parte de Hebra. Para ello no escatimamos recursos: les enviamos una bonita invitación y preparamos una presentación que pueda convencerles. Tiene lugar el 13 de enero en el local de Monederos (centro social de Usera). La presentación se muestra con un proyector, cada uno/a nos habíamos preparado una parte (introducción, investigación, acuerdos básicos, proceso de aprendizaje en común, economía y financiación) y repartimos dosieres con toda la información. Tenemos la sensación de haber cumplido objetivos por la buena aceptación, y pasamos aliviados7as al piscolabis para celebrarlo.

En la asamblea del 27 de enero damos la bienvenida formalmente al proyecto a Tomás, Alberto, Vero, Marta, Emma, Olmo, Vanesa, Manolo. Esto no ha hecho más que empezar.